19 oct. 2008

°°° poesía locura°°°







Él es el señor más lindo del mundo, no sé -bueno, sí sé- cómo tan pronto aprendí a quererlo tanto y a admirarlo tanto.



Su tatuaje no lo hacía más interesante, por el contrario su amor a la poesía volvía sorprendente la leyenda grabada en su brazo, y su presencia daba más vida a los tatuajes de sol de Aguascalientes.




Maestro Francisco lo extraño. Un día voy a caer de sorpresa en su casa con un pastel recien hecho.

2 comentarios: