25 nov. 2008

ENSAYO SOBRE ENSAYO SOBRE LA CEGUERA


Imán para fantasmas


No sé cuál es la cara que me mira cuando miro la cara del espejo;
Jorge Luis Borges.

Y si el verbo ver se descompone?
Y si de repente quedo ciega sin terminar esta línea?
Aun tengo la sensación de caos. La confusión es un personaje sin nombre, sin puntos y aparte, sin signos mas que los necesarios para respirar un poco y continuar ..o sobrevivir seria la palabra correcta? No lo sé. Ahora todo
me sorprende, he mirado el semáforo con atención (una atención tal vez paranoica) tal vez contagiosa. Somos más ciegos que los ausentes de vista, tenemos mas cegueras y viven moviéndose como llagas abiertas, o egoísmo, como soledades, como mascaras, arden como ciudad, como falsedad, como moral, o cicatrices, son cegueras que se comen entre si, pero ninguna es tan blanca como para unir la catástrofe.
Cierro mis, parpados percibo rojiza la luz que los penetra, ¿blanco? Aun no.
Volvió el miedo, subrepticio, pero ella avanzo algunos metros, talvez estuviera equivocada, quizá allí mismo, ante ella, invisible, un dragón la esperase con la boca abierta. O un fantasma con la mano tendida, para llevarla al mundo de los muertos que nunca acabaran de morir.
“Es un libro, es un libro, es un libro”, repito como si fuera un oración. Talvez si en la historia hubiera nombres yo podría dejar de sentirme un personaje escondido afuera de las paginas, un personaje tanteando el camino con las manos torpes, un recién nacido de ceguera. Huidobro dice:
No hay tiempo que perder Enfermera de sombras y distancias
Saramago ¿por qué solo dejaste unos ojos, entre tantas cuencas blancas, unos ojos que veían menos que los santos, unos ojos que acabaron mas vacíos que las cuencas?. Una enfermera de sombras, una cuidadora de bultos: la muerte.
A lo mejor somos locos, todos locos ciegos, presos de un enorme manicomio.
Yo y tú. Jose Saramago, Jose Saramagia, Jose Saraciego.



Nota: el título del ensayo lo tome prestado a Franc Hernadez de el título de uno de sus poemarios.