15 may. 2009

Consejo para Laura

¡¡vete a la verga pinche puta!! - y aventé la bola de calcetines sucios por la ventana del cuarto con mucha mala puntería y mucha rabia.
Vi también al hombre salir, sin pantalones y con cara de idiota, no tenía más calcetines a la mano, ni rabia, ni puntería.
Después me di cuenta de que eso que dije no era realmente una ofensa, eso la deleitaba.

5 comentarios:

  1. No entiendo:Si ya estaba "ahí"¿para que la mandaste otra vez?

    ;)

    ResponderEliminar
  2. jajajaja el segundo comentario ¬¬¬ que risa!

    me gustó, estar por aquí también :D
    y me gustó este, por fuerte.

    ResponderEliminar
  3. igual y ya la habías mandado antes y te hizo caso. qué fea de modos

    -comment inspirado en el segundo, pues.

    ResponderEliminar